Aceite de Jojoba

Aceite de Jojoba ¿Ayuda el aceite de jojoba para detener la caída del cabello o es simplemente un mito? ¿Favorece de alguna forma o potencia otros tratamientos para detener el avance de la alopecia?

Encontramos el arbusto de la jojoba en algunas regiones áridas en el suroeste de los Estados Unidos y en el noroeste de México.

Se trata de un arbusto que se desarrolla en climas secos y es que nativo de la región del desierto de Sonora (Arizona –EUA)

Las muy esporádicas lluvias que se producen en estas zonas obligan a estas plantas a generar semillas con una gran rapidez, debiendo usufructuar al máximo ese período próspero para su desarrollo.

Si se dan las condiciones más favorables, el arbusto de jojoba puede llegar a alcanzar los 5 metros de altura.

Una planta de jojoba puede producir hasta 2 kg de semillas por año.

Se dice que los indios americanos usaban el aceite de jojoba como medicina, como alimento, y para proteger sus pieles del fuerte sol del desierto.

Se lo ha llegado también a denominar como “oro líquido” como consecuencia de su color y de sus notables propiedades cosméticas.

Ya que su composición es en su mayoría de ceramidas, eso explica lo estable que puede ser a la oxidación y al calor, lo que le permite mantener intactas sus propiedades.

Su composición: ceramidas (96%), omega 6, vitaminas A- B1 – B2 – C y rico en vitaminas E y F.


¿Qué utilidad tiene el aceite de jojoba para los problemas capilares?

Aceite de Jojoba El aceite de jojoba forma parte de una gama de alternativas naturales a la hora de luchar contra los problemas capilares. Prácticamente no se escuchan voces en contra de este producto cuando se habla de luchar eficazmente contra la seborrea.

Su acción se produce porque ayuda a disolver el sebum del cabello. Algunas personas e incluso centros capilares argumentan -sin evidencias concretas- que el sebo es responsable de la alopecia, ya que -según ellos- “obstruye los folículos impidiendo así su crecimiento normal“. Desafortunadamente no existe niguna evidencia que apoye esta afirmación, y de hecho, hay muchas personas que tienen sebo y ningún rastro de alopecia.

El sebum tiene la apariencia de una cera que se deposita en los folículos pilosos y es generador de caspa y seborrea, pero no sabemos si realmente tiene incidencia en lo que respecta a la caída del cabello.

La jojoba tiene la característica de absorberse con facilidad a través de los folículos capilares, y al mezclarse, ayuda a disolver el sebum estancado cooperando activamente con la salud general del cuero cabelludo.

Su uso regular, dicen quienes lo utilizan, ayuda a frenar la caída del cabello. Pero recordemos que no existe ninguna evidencia sólida que acompañe estos aislados testimonios ni que conecte la seborrea de forma directa con la alopecia.


Otros beneficios del aceite de jojoba

Sus propiedades dermatológicas son múltiples y variadas: antiinflamatorias, tonificantes, suavizantes, emolientes, calmantes y astringentes.

  • Rico humectante para la piel, actúa como regulador del agua del exterior al interior y al revés, lo cual contribuye a reducir las arrugas.

  • Pieles secas: sirve de manera notoria para lograr mayor suavidad en la piel hasta más de 8 horas luego de su aplicación.

  • Da firmeza y elasticidad y estimula los procesos de regeneración celular de la piel.

  • Posee ácido linoleico, lo que interviene en la regeneración celular y las proteínas de la queratina, que nutren al cuero cabelludo.

  • Permite el mejor funcionamiento de las glándulas sudoríparas.

  • Actúa como protección ante probables alteraciones cutáneas debido al uso de tintes y permanentes.

  • Bajo ciertas condiciones, el aceite de jojoba puede tener un efecto antiinflamatorio. Esa virtud la hacen útil para personas con alteraciones de la piel causadas por inflamación.

  • Sirve para controlar el acné y para los casos de gente con síntomas de psoriasis, rosácea o algún otro orden de descamación.

  • En aquellos casos de personas que padecen de deshidratación.

  • Se ha comprobado que el aceite de jojoba tiene actividad antioxidante.

  • Sirve para los pacientes con pie diabético.

  • Para contrarrestar las durezas de los pies.

  • En embarazos: previene la flaccidez y las estrías, tan habituales durante los períodos de gestación.

  • Es un tratamiento cosmético efectivo contra los barros, las espinillas, los puntos negros, sarpullidos, irritaciones y diversas afecciones de la piel.

  • Muy recomendado para su uso en masajes, especialmente en manos y pies.

  • Al tratarse de un aceite de composición parecida a las ceramidas de nuestra piel, permite que la piel se oxigene y respire, sin alteraciones en el drenaje de toxinas, la termorregulación y la flora residente en la epidermis.

  • El aceite de jojoba puede utilizarse también como loción para evitar el enrojecimiento e irritación de la piel luego de cada afeitada.






En Sintesis
Se trata de un producto natural sin aparentes contraindicaciones ni efectos secundarios y con una diversidad de efectos benéficos para el organismo, especialmente para el tratamiento/control de la seborrea en el cuero cabelludo.

El aceite de jojoba es un producto que consideramos recomendable en aquellos casos donde exista un exceso de seborrea.

Es fundamental destacar y recordar que en el caso de las personas que luchan contra la caída del cabello, el aceite de jojoba ayuda generando condiciones más favorables, pero que de ningún modo resuelve por sí mismo este tipo de problemas.