Queratina

Queratina El término queratina viene de la palabra griega “keros” que significa “cuerno”.

La queratina es una proteína muy rica en azufre, fácil de hallar ya que no sólo se encuentra en las uñas, piel y cabello del ser humano sino que también está en los animales, en las plumas, en la lana, los cuernos y las pezuñas.

Existe la queratina en su forma blanda como la que podemos observar en la piel, y también la queratina dura que podemos encontrar en el cabello y las uñas.



Composición de la Queratina

Hay dos tipos de queratina que se diferencian por componentes y estructura.

Por un lado tenemos la queratina alfa, que presenta restos de cisteína en sus cadenas de aminoácidos, y estos, a su vez, constituyen puentes disulfuro. La fortaleza de este tipo de queratina (uñas, cabello, cuernos) se debe justamente a los puentes disulfuro.

La queratina beta -que es, al contrario de la queratina alfa, inextensible- no presenta cisteína ni puentes disulfuro. Podemos encontrarla en las telas de araña.

Las queratinas blandas (epidermis) contienen entre un 2% y un 4% de azufre mientras que las queratinas duras (uñas y cabello) de un 15% a un 18%.

Si bien la queratina está constituida en gran parte por azufre, su dureza y resistencia se debe a una pequeña parte de hidrógeno en forma de hélice. Las hélices se agrupan de a cuatro y a esos grupos se los llama microfibrillas, que a la vez se unen a otras denominadas fibrillas.

Ese ensamble y formación es lo que al cabello le da las características que le permiten estar fuerte, estirarse y no quebrarse.

El estado habitual en que se encuentra la queratina del cabello es la denominada alfa queratina, pero puede ser transformada en queratina beta si aplicamos humedad y calor. El cabello, de este modo, puede inclusive duplicar su longitud.

Este hecho se produce al romperse los puentes de hidrógeno de las hélices; las cadenas de polipéptidos asumen una nueva conformación, pudiendo, gracias a la gran elasticidad de las queratinas, volver el cabello a su conformación de hélice y longitud inicial.

Las células del folículo piloso son las responsables de sintetizar los elementos anteriores.

Estructura de la Queratina

Queratina Para graficarnos un poco a la queratina, podemos decir que se trata de un entramado de hebras que se ensamblan y torsionan dando lugar a una especie de cuerda que vuelve a su vez a ensamblarse con otras cuerdas y de ese modo van constituyendo una cuerda de gran tamaño, casi finalmente a la manera de aquellas que sirven para amarrar los barcos.

Esta estructura mantiene su forma tan particular gracias a sus puentes de hidrógeno y a las fuerzas hidrofóbicas, que son las que mantienen a los aminoácidos de esa proteína unidos.

El modo de conformación del tallo capilar, donde la queratina forma escamas haciéndole de protección, es la estructura que hace que el cabello sea tan fuerte, tan firme y resistente pese a su mínimo espesor de una décima de milímetro.

La cutícula es la parte responsable de proteger al cabello en su interior y está formada por células compuestas de queratina que interviene en características como el color y el brillo.

Factores ambientales, tratamientos mecánicos y trabajos químicos, pueden ser los causantes principales de un cambio notable en la estructura del cabello, dándole sequedad, permeabilidad, haciéndolo frágil y quebradizo y generando de este modo su deterioro.

Más del 95% del cabello de los seres humanos está compuesto por queratina.

A medida que el tiempo transcurre, tal como sucede con la piel, el cabello humano va envejeciendo y debilitándose, lo cual va acompañado de la pérdida de queratina y también de las virtudes que ésta brinda al cabello: brillo, resistencia, elasticidad, torsión y fuerza.

Propiedades de la Queratina

La queratina confiere a los cabellos su carácter impermeable. Las películas son trozos de queratina que mantienen protegido al cabello.

La queratina es una proteína fabricada por los queratinocitos, las células se encuentran en la capa profunda de la epidermis.

Por otra parte, como decíamos anteriormente, es también la queratina la que da al cabello su propiedad elástica.

Cuando el cabello se alarga en exceso, la queratina se transforma, se desarrolla en forma de b-queratina y el cabello termina inevitablemente por romperse.



¿Cómo cuidar la queratina?

Sabemos que la queratina puede sufrir tanto por agresiones ambientales como también por consecuencia de productos que dañan el cabello.

Para que recupere las propiedades que necesita, es imprescindible aportarle aquellas cosas de las que está compuesto, es decir, aminoácidos y azufre.

El uso de los productos que contienen queratina, sean color, máscaras o champús, pueden devolverle al cabello la flexibilidad, la fuerza, el brillo y cohesión perdidas.








En Sintesis
La queratina, hemos visto, es una proteína fundamental para la estructura capilar y la salud de nuestro cabello que debe ser cuidada.

Teniendo en cuenta su importancia, es vital mantener el cabello sano, utilizando, para neutralizar el efecto de los diversos factores

que afectan la función de la queratina, los productos que ayudan a restablecerla cada vez que sea necesario.